© 2019 by ÁGRAFOS
 

  • Twitter Clean

Follow us on Twitter

​Follow us on facebook

  • w-facebook

Aforismos

 

Por William Grigsby Vergara

1. Los que quieren hacer Historia son aquellos que no viven el Presente.

 

2. Los sueños descansan en nuestra cabeza y luego despiertan en el corazón.

 

3. Cuando los juguetes dejan de ser entretenidos, sus jugadores empiezan a destruir ciudades.

 

4. Qué bonito es el amor que nada sabe y todo lo siente. Y entre más siente, menos sabe y más entiende.

5. La manzana tiene una gran responsabilidad en la sociedad occidental: ¿Qué sería de nosotros si la de Newton hubiera caído sobre un tonto? ¿Qué sería de nosotros si la manzana de Eva primero la hubiera mordido Adán? ¿Qué sería de nosotros si Steve Jobs hubiera escogido una pera en vez de una manzana para ilustrar sus computadoras? De acuerdo, la última pregunta no viene al caso…

6. Sépase que el amor viene y va, así como la vida y la muerte, así como las olas del mar.

7. Si cortas un árbol o cercenas su piel, procura invertir su cadáver en la hoja de un libro, no en un sucio papel, comúnmente llamado billete y normalmente valioso para los hombres superficiales.

8. Vivo enamorado del dolor y de la vida, mis vicios son el amor y la melancolía.

9. Las joyas no valen mucho. En el fondo son tan brutas como un diamante.

10. La arrogancia es solitaria: aplasta todo tipo de compañía.

11. Sabemos que Darwin era un adelantado a su época. El científico inglés nos presentó a un primate rompiendo una fruta con una piedra y luego nos dijo que el hombre derivaba de ese acto para desprenderse mucho más erguido e inteligente. Sin embargo, hoy seguimos derribando árboles para sobrevivir y pareciera que no hemos salido de la selva.

12. La creatividad es más rica por la noche, cuando la imaginación se lucra de los sueños de la humanidad entera. Una ciudad apagada por el sueño enciende las estrellas en el cielo. Luego brota la luz en la cabeza del insomne, en la mente del que no duerme se abre las puertas oníricas que los parpados no cerraron al dormir. Así funciona la imaginación más nutritiva, la más fecunda creación del ser humano.

13. He procurado darme a querer sin hacerle daño a nadie, lo cual es muy difícil porque se necesita mucho valor e integridad para precisar semejante obra. Sólo el perdón puede hacer tal cosa posible.

14. Iré muriendo poco a poco igual que una oración que empieza con mayúscula y termina con un punto final.

15. Me circulan lágrimas por el cuerpo, ni siquiera sangre.

 

16. Hoy descubrí que uno se puede enamorar incluso de un amigo. Claro que el amigo nos llena de un afecto distinto, un amor diferente, pero siempre de un amor genuino. Uno admira a un amigo a pesar de no ser un amante, uno lo escucha, uno se encierra con un amigo a platicar de la vida, uno comparte una cita o un café con un amigo. Y ese amor que le tenemos a los amigos es un privilegio de pocos, pues cuando se comprende y se ama a un amigo en todo su esplendor, uno encuentra el sentido de su nacimiento, uno se siente hermano de puño.

 

17. Hay rostros que inspiran soledad, bellísimos rostros que enmarcan pureza, pero también hay rostros musicales cuyos gestos parecen ser armonizados por un director de orquesta triunfal.

 

18. Hay que tratar de ser analítico y no banalítico.

 

19. Cada vez que un padre le grita a su hijo se está regañando a sí mismo.

 

20. Del lenguaje venimos. Hacia el lenguaje vamos…

William Grigsby Vergara. 1985. Managua, Nicaragua. Escritor, poeta, docente universitario y artista plástico. Maestro en Estudios de Arte por la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México y Licenciado en Diseño Gráfico por la Universidad del Valle de Managua. Catedrático de la IBERO en los departamentos de Comunicación y Filosofía, donde se desempeña como docente de asignatura. Es Mención de Honor en el Concurso Internacional de Poesía Joven Ernesto Cardenal 2005, Premio Nacional del Centro Nicaragüense de Escritores 2010, Colaborador de la Revista Envío de la Universidad Centroamericana (UCA), y de la Revista Centroamericana Carátula, dirigida por Sergio Ramírez, donde ha publicado ensayos y reseñas literarias. Ha publicado cuatro libros hasta la fecha: Versos al óleo (Poesía, INC, 2008), Canciones para Stephanie (Poesía, CNE, 2010), Notas de un sobreviviente (Narrativa, CNE, 2012) y La mecánica del espíritu (Novela, Anamá, 2015). Además de presentar su primera novela en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, obtuvo una beca de excelencia académica para estudiar en la IBERO de CDMX, donde se graduó con honores luego de presentar una tesis sobre la poesía visual en la obra escultórica de Ernesto Cardenal. Grigsby ha realizado dos exposiciones personales de pinturas al óleo (2008 y 2012) en la Alianza Francesa de Managua, Nicaragua, donde se formó también como artista plástico.