logo negro.png
poetry.jpg

Mínima selección poética

Por Nelson Blass García

Antes que Dios separase la luz de las tinieblas

Como cucarachas guarecidas en las entrañas de la tierra

Ya estabas tú.

Indefensa y versátil

Destinada a una vida de ultrajes

¡Predispuesta!

Formaste parte de la materia prima de Adán.

 

Desde entonces has sido solo un objeto

Despojada, manoseada.

Como muchacha sin gracia, fea.

A la que los hombres ven como instrumento de placer.

¡Nada más!

En ti no vieron cualidades, te lanzaron al mar.

 

Te han usado como bala contra las aves

Hirieron tus ojos al forzarte ser

Las cuatro paredes donde el hombre

Fabrica y lubrica su bazofia.

 

Cada uso que te dieron 

Fue una ofensa para la madre tierra,

Inmarcesible ser.

Cuando el hombre culto

El que quedó a pesar de la edad

Jugando con tierra

Excavando

Quiso indagar  el pasado

Ellas, los ojos sempiternos

Habían sido privadas del habla.

 

 

Ahora que el cielo ha decidido 

Dejar entre abierta la tubería del desagüe

Mojándonos a todos por igual

Salpicando nuestros ojos. 

 

Hagamos nosotros lo mismo

Bebamos alguna sustancia que afloje todo lo que nos hemos guardado

Desde el primer de los días, hasta hoy. 

Desde la boca del estomago a nuestras bocas

Perdamos el respeto

Dejemos la diplomacia a los políticos

Metamos las manos a nuestras bocas

(Aunque suene sucio)

Que lleguen a tocar las profundidades del estomago

Estando ahí escarbemos palabras

Seguro encontraremos palabras en estados de descomposición

Rasguemos con los dedos en busca

Por el esófago hagamos lo mismo

Palpemos en busca de una palabra que pudo salir

Pero a última hora la regresamos con un trago de saliva

Que broten sin importar nuestro receptor

Como goteras desvelando la noche. 

 

 

Un ojo artificial puesto por la mano humana

En un cometa

No me preguntes como es esto posible 

Los arboles en la luna ya han dado frutos

En martes ya crece la cuarta generación de humanos

Descendientes de los que pudieron pagar para salir de la tierra

Nuestro sistema solar ahora empieza a contar los días 

Para su destrucción

 

Desde  aquí el sol es visto como Venus desde la tierra.

 

 

Cumpliendo con tu mandato

Iba con remanentes de sueño

A ganarme el pan con el sudor de mi frente.

El bus, al percatarse del tránsito en la carretera

Se detuvo a rendirle pleitesía al semáforo

Déspota irrespetado por las latas carnívoras.

Miré tras la ventana

Vidrio empañado que distorsiona más la rustica cotidianidad

Y sus ojos como clavos con sarro me crucificaron

Así como cuentan de ti.

Sus brazos eran cordones umbilicales

Halando su diminuto cuerpo.

Y tú, ¿Despertaste tarde que no lo viste?

Llevaba su rostro como raíz seca

Sus vestimentas degradadas por el tiempo

Acumulaban hambre, suciedad y lágrimas

Penurias que la señal del verde

Prolongó en el resto del día.

 

Tantas veces he visto al maestro

En medio de las aguas pasearse.

Extendiendo los brazos

Como Pedro, 

Lo veo con mirada necesitada

Y él asintiendo

Mostrando seguridad

Me invita a dar el primer paso.

Camino en éxtasis

Con paso firme sobre el asfalto liquido

Mi espíritu orgasmado se aviva

Al sentir su presencia

Atisbo su rostro de raíz seca

Incitando mi apoteosis

En eso

Un fuerte viento acaricia mi dermis

¡Tengo miedo!

Comienzo a hundirme

Y repito las palabras de Pedro.

Él me mira defraudado

Su conmiseración es manifiesta

Al darme la mano

Pero con voz de padre me dice:

“¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?” 


 

 

 

Tras tus parpados mustios

Yacían tus ojos negros

Ignorantes de mi dolor y lágrimas

No escuchabas mi voz

Pude haber gritado mil veces 

Hablarte al oído

Aferrarme a ti hasta el cansancio

Pero tu complexión inerte 

Dormitaba en el sueño ansiado.

WhatsApp Image 2021-08-31 at 7.24.28 PM.jpeg

Nelson Blass García (Masatepe, Masaya, 1992). Graduado en Lengua y Literatura Hispánica. Es profesor de Literatura. Ha publicado en las revistas digitales Equinoccio y círculo de poesía. Poemas suyos aparecen en las siguientes antologías Ánforas del Cisne (2018) y La casa de los poetas (2021). Seleccionó, anotó y editó la Antología Poética Masatepe (2020), obra que recopila y rescata la figura de poetas de esa ciudad. Participó en el XIV Festival Internacional de Poesía de Granada en 2018. Ha recibido talleres de poesía y narrativa impartidos en la UNAN-Managua y El Centro Cultural Nicaragüense Norteamericano y en los talleres en línea “Literatura Salvadoreña generacional” y “Literatura Salvadoreña contemporánea” promovidos por la Biblioteca Nacional de El Salvador en 2020. Como Promotor cultural, ha organizado actividades literarias en Fundación Luisa Mercado. En 2021, dentro del marco del bicentenario de la independencia de Centroamérica coordinó con la Biblioteca Nacional de El Salvador un encuentro virtual de escritores de ambos países.