NARRATIVA  

logo negro.png
Coffee and Book

Una historia muy, muy corta

Por Mario Ramos

6 de febrero de 2019

Seré breve. Hace algunos meses un amigo me regaló un pequeño pero muy importante libro llamado Probaditas literarias en donde encontré una serie de microrrelatos fascinantes. Entre ellos se encontraba «El dinosaurio», el famoso cuento de Augusto Monterroso que hasta hace algún tiempo era considerado el relato más corto del mundo:

Y cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba ahí.

Una perfecta combinación de elementos cotidianos y fantásticos. Sin embargo, existen relatos más cortos como este de Max Aub que fue publicado en su libro Crímenes ejemplares (1957), en donde con cinco palabras describe un crimen, a un criminal y la motivación para cometer el asesinato:

Lo maté porque era de Vinaroz.

Y así va el libro. Cada uno de los relatos es mejor que el anterior. Al contrario de lo que muchos podrían pensar, la habilidad de contar una historia de manera tan breve es muy complicada, es el ejercicio de la escritura donde los elementos deben tener mayor solidez, ser más concretos.

El microrrelato, como la poesía, es la máxima expresión de la contención literaria. No se trata solo de alinear palabras que formen una frase que suene bien; se debe plantear una situación, presentar personajes que coexistan y se transformen con sentido, que le den fuerza al argumento y que, a pesar de su brevedad, logren estimular sensaciones, incluso mayores que leyendo cuentos de muchas páginas.

Al final de mi lectura de Probaditas literarias, como contador de historias que soy, me sentí retado. Despertó en mí un deseo de llevar a cabo el ejercicio de escribir relatos cortos, al estilo de esos que los estadounidenses llaman short, short stories «cuentos cortos cortos», que consisten en párrafos de dos líneas o menos y que te dejan con la sensación de querer más. Descubrí la complejidad de esta técnica con la cual aún sigo enamorado. Aquí les comparto uno de ellos, que me tomó varios días. Se titula «La llegada de los cruzados».

Cuando por fin las cruzadas llegaron a Eger, las strigis ya se habían apoderado del lugar. Después de unos días, los inquisidores fueron hechizados y condenados a vivir felices en eterno pecado.

 

De Una Antología Casi literal (2017-2019), Casasola Editores, 2019
y publicado por primera vez en  la revista (Casi) literal

 

 

A continuación, tres microrrelatos más de mi autoría:

«Los perros del andén»

Traté de escapar y corrí lo más rápido que pude. De pronto escuché el disparo. Cuando desperté los perros lamían la sangre en el andén y yo iba de camino al panteón.

 

«Latinoamérica»

Había una vez... Luego todo se lo robaron.

 

«Sinsentido» 

Esa tarde, sentado en la playa, disfrutaba de la brisa del mar. Estaba conmovido por su grandeza. De pronto se me nublaron los ojos y, un poco más tarde, todo quedó a oscuras. Aturdido, dejé de escuchar las olas y un aterrador silencio se apoderó de mí. Traté de gritar pero no pude emitir sonidos. Me horrorice. Intenté correr y caí de cara al suelo.  

La sangre me brotaba de la nariz y la arena se mezclaba con el resabio de la sangre. De repente perdí el olfato y con él, el sabor. El miedo me paralizó. Me había convertido en un cuerpo inerte frente al mar.

En seguida sentí el agua que, ininterrumpidamente, me rozaba los pies. Luego, dejé de sentir.

Mario Ramos - foto Pablo Roldan.jpg

Mario Ramos (Tegucigalpa, Honduras). Fotógrafo, productor de televisión y cineasta, cinco veces ganador del premio de la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Televisión, Emmy (2016, 2018, 2019, 2020 y 2021). De su obra cinematográfica destacan su ópera prima «La Condesa», así como los cortometrajes «Vuelve con nosotros» (2016), «Chocolate» (2017) y el documental «Brigade» (2016). Como fotógrafo, ha sido ganador del Premio José Martí otorgado por la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas en Estados Unidos. Ha sido también ganador de la medalla de bronce en la categoría fotoperiodismo/interés humano, otorgado por la Sociedad Americana de Fotógrafos. Así mismo, sus imágenes han ilustrado las portadas de múltiples libros. Ha trabajado para medios e instituciones en los Estados Unidos tales como The Washington   Post/El tempo Latino, CBS Radio, American University y Univision. ​Ha sido Director de Producción para Univisión Washington, columnista para la revista de opinión (Casi) Literal y sus artículos y cuentos también han sido publicados en revistas y portales como Ágrafos y el periódico digital El Pulso. Una antología Casi Literal (2017-2019) es su segundo libro después de Framing Time, libro de fotografías publicado en 2012. ​Actualmente es director y fundador de Cabezahueca Films, cofundador de Casasola Editores y cofundador de Ágrafos, revista de literatura, arte y política. A su vez, es Embajador Honorario de Plan Internacional Honduras.