Javier Maradiaga Melara: fotógrafo de la naturaleza

Javier Maradiaga Melara (1979) ha combinado con pasión la biología y la actividad fotográfica. No encontramos en su lente efectos estéticos que resalten la imagen más allá de lo lógico, como sucede en la era digital, sino a la naturaleza misma, con sus innatos colores, tonos y sombras que hacen que una serpiente, una rana o un cocodrilo, entre otros, cobren vida en lo más puro de su estado salvaje.

Jaguar (Panthera onca)
Águila Harpía (Harpia harpyja)
Zarapito Trinador (Numenius phaeopus)
Gorrión cola rufa (Amazilia tzacatl)
Rana de Ojos Rojos (Agalychnis callidryas)
Iguana Verde (Iguana iguana)
Tamagas de Pestaña (Bothriechis schlegelii)
Serpiente Ratonera (Senticolis triaspis)
Falso Tamagas Verde (Leptophis sp)
Serpiente de Cascabel (Crotalus simus)
Cocodrilo Americano: (Crocodylus acutus)

Javier es biólogo y fotógrafo. Sin embargo, se ha apartado esporádicamente de la academia en su afán de retratar diversas especies en peligro de extinción, quizás para decirnos con sus fotografías que ni los animales ni la naturaleza pueden soportar más los desmanes de los seres humanos. Insiste Javier en sus imágenes que no somos la especie elegida y que los animales o el ecosistema no están a nuestro servicio. Por eso nos dice:

 

Conocer la selva, la naturaleza y la vida silvestre a través del lente de un científico me abrió los ojos a un mundo nuevo. Encontré en las ciencias naturales y la fotografía la fusión perfecta. Aunque a lo largo de mi vida profesional he tenido muchas facetas, todos los caminos me han conducido a un mismo destino, un sueño: acercar la naturaleza al ser humano. Creo firmemente en el valor de la educación como medio para la conservación, pero sobre todo en la conciencia que podemos adquirir apreciando la belleza del entorno natural que nos rodea.

 

Detrás de cada fotografía hay una historia. Las de Javier son muchas, entre ellas la de internarse por varios días en la Moskitia hondureña, zona selvática y altamente peligrosa debido al tráfico indiscriminado de madera y vida silvestre, para retratar a un águila harpía que, para desesperanza del hombre, es raras veces vista, pues está en camino a la extinción.

 

El valor ecológico de las fotografías de Javier es incalculable, ya que a través de su lente podemos medir hasta dónde hemos llegado en el maltrato a la naturaleza. La poderosa imagen del águila harpía o la del jaguar nos dicen mucho en cuanto a su valor artístico, pero nos dicen muchísimo más cuando Javier nos cuenta lo escasos que son sus avistamientos en América. Ya con eso nos ha dado una gran lección.

Javier Maradiaga Melara (Tegucigalpa, Honduras, 1979). Biólogo, fotógrafo y sonidista de la cultura y la naturaleza. Ganador del primer lugar en la categoría educativa en el «Concurso Nacional de Ciencia y Tecnología Innovando y Transformando a Honduras» con el proyecto interactivo «Voces de la Selva Tropical, Parque Nacional La Tigra 2004»; Ganador del premio Internacional de cine Centroamericano ÍCARO 2007; ganador de la Primera Bienal de Fotografía Centroamericana 2008 y también del Premio Nacional del Ambiente con el proyecto «La ruta Moskitia», Honduras 2009. Autor de los libros fotográficos Cambio climático, pequeña agricultura en Honduras y La Mujer campesina y su papel en el desarrollo de Honduras (2010). Sus fotografías han participado en distintas muestras colectivas en diferentes países como España, Estados Unidos, México, Guatemala, El Salvador, Ecuador, Bolivia y Honduras. Sus imágenes de la naturaleza han sido publicadas en la revista virtual de National Geographic. Actualmente reside en EE.UU, pero continúa colaborando con proyectos en Honduras. Javier Maradiaga Melara es miembro del grupo de grabadores de la naturaleza de Maryland (The Maryland Nature Recordists USA) y moderador del grupo latinoamericano de Bioacústica.

© 2020 by ÁGRAFOS
 

  • Twitter Clean

Follow us on Twitter

​Follow us on facebook

  • w-facebook
Zarapito Trinador (Numenius phaeopus)