logo negro.png
poetry.jpg

Breve selección de poemas 

Por Franz Tórrez Hernández

Soy un errante sin fecha: Relojes, 

memoria 

Ni pie de escritura.

Seguramente, seré 

un soñador, un absurde 

o un anuncio en la red social…

[un escribidor caminante, un diseñador anarquista, un eterno aprendiz, un reparador de cosas rotas: pego, engrapo, hago mezcla, quito y soldo con estaño lo derretido, pulo, clavo, pienso a martillazos con unas manos que pesan en la noche grave].

Herido cosmopolita

por saber que la política de un lugar produce la muerte-

un lugar sin raíces y con límites para la visión.

Me di cuenta desde entonces que no tengo patria ni bandera, 

y que mis únicos amigos son los papeles y lápices que están en mis bolsillos,

Soy todos ellos.  ¡Por ellos!

sois muchas veces mi hambre transilvánica 

y mi voluntad macedónica. 

La sed de Vendetta

el Cid Chambeador

Un gato callejero 

o un perro é cínico 

un coyote que canta

hambriento.

 

Soy todos ellos

sigo el camino de un hombre

que comparte todo el cielo para el mundo.

[Aunque un trozo de azul tenga mayor

intensidad que todo el cielo 

 (y una mancha de sangre

 tenga más intensidad que toda la tierra)]

 

Aprendí de lágrimas y de las risas 

de sus canciones tristes e imágenes tremebundas,

de las derrotas / de sus triunfos!

 

por eso:

NO me gustan los cines, ni sus combos con palomitas de “maíz”, 

ni los parques, los bares llenos, y las plazas ciegas y políticas, 

tampoco exóticos cafés, discotecas con múltiples luces o ferias, 

ni esos lugares poblados por donde pasa el amor.

 

No voy donde van las histéricas y 

mecánicaS_masaS.


 

Las estrellas de mi sangre,

los árboles de mi locura

saben que

es así.

 

Un transitar en el silencio de las calles

y sus avenidas vacías, andar atento

por las vías que los conductores rápidos no ven, 

las de adentro, las de lejos  

 las del inframundo…

Allí todo es más ríspido

Per más tranquilo, 

también lo es 

de oscuro.

 

No me dejo contaminar de lo de afuera,  

del aire manchado de sangre si quiera, y de sus mundiales virus, 

ni el azar, ni del motor de búsquedas … menos la suerte. 

me manché en los caminos pero

Nací límpido …

Busco la luz de mi propia antorcha, 

no creo en la palabra, en la lotería, ni espero la gracia o la venida de ningún mesiánico, 

dudo de ello,

DUDO con FE mayúscula de ello,

de los horóscopos y almanaques literarios, del perfeccione fácil, 

pseudociencias empaquetadas, de todos los yogas & sus diferentes formas et posturas,

 los Mindfulness, o cualquier píldora estoica para la insatisfacción 

y la ansiedad.

 

Un corazóunamente unidos 

que no quiere ser alterado por nada que no tenga aliento o voluta! 

)libre como una metáfora sincera, una símil o una prosa con alas(

Una proscrita pregunta 

que tiene el hado de compartir 

la muerte, 

en la vida: la poesía,

el silencio en compañía de buena gente,

la densa armonía en soledad,

       y la insuperable nostalgia 

                                           de futuro...

fot2.jpg

Franz Tórrez Hernández, 1985.