© 2019 by ÁGRAFOS
 

  • Twitter Clean

Follow us on Twitter

​Follow us on facebook

  • w-facebook

Salmos
Por Ernesto Cardenal

Salmo 4

 

Óyeme porque te invoco Dios de mi inocencia
Tú me libertarás del campo de concentración
 

¿Hasta cuándo los líderes seréis insensatos?

¿Hasta cuándo dejaréis de hablar con slogans

y de decir pura propaganda?

 

Son muchos los que dicen:

¿quién nos librará de sus armas atómicas?

 

Haz brillar Señor tu faz serena

sobre las Bombas

Tú le diste a mi corazón una alegría

mayor que la del vino que beben en sus fiestas

 

Apenas me acuesto estoy dormido

y no tengo pesadillas ni insomnio

y no veo los espectros de mis víctimas

No necesito Nembutales

porque Tú Señor me das seguridad

Salmo 5

 

Escucha mis palabras oh Señor
                                                            Oye mis gemidos
Escucha mi protesta
Porque no eres tú un Dios amigo de los dictadores
ni partidario de su política
ni te influencia la propaganda
ni estás en sociedad con el gángster.

No existe sinceridad en sus discursos
ni en sus declaraciones de prensa
 

Hablan de paz en sus discursos
mientras aumentan su producción de guerra

Hablan de paz en las Conferencias de Paz
y en secreto se preparan para la guerra

                              Sus radios mentirosos rugen toda la noche

Sus escritorios están llenos de planes criminales
                                                                      y expedientes siniestros
Pero tú me salvarás de sus planes

Hablan con la boca de las ametralladoras
Sus lenguas relucientes
                                            son las bayonetas...
Castígalos oh Dios
                                    malogra su política
confunde sus memorándums
                                                      impide sus programas

A la hora de la Sirena de Alarma
tú estarás conmigo
tú serás mi refugio el día de la Bomba

Al que no cree en la mentira de sus anuncios comerciales
ni en sus campañas publicitarias, ni en sus campañas políticas
                                                                      tú lo bendices
lo rodeas con tu amor
                                        como con tanques blindados.

 

Salmo 7

 

Líbrame Señor
de la S.S. de la N.K.V.D. de la FBI de la G.N.

Líbrame de sus Consejos de Guerra
De la rabia de sus jueces y sus guardias 

Tú eres quien juzga a las grandes potencias
Tú eres el juez que juzga a los Ministros de Justicia
y a las Cortes Supremas de Justicia

¡Defiéndeme Señor del proceso falso!
Defiende a los exiliados y  los deportados
los acusados de espionaje y sabotaje
condenados a trabajos forzados

Las armas del Señor son más terribles
que las armas nucleares!
Los que purgan a otros serán también purgados

                                          Pero yo te cantaré a ti porque eres justo
                                          Te cantaré en mis salmos / en mis poemas

 

Salmo 9

 

Cantaré Señor tus maravillas
                                                   Te cantaré salmos

Porque fueron derrotadas sus Fuerzas Armadas
                    Los poderosos han caído del poder. 
 

Han quitado sus retratos y sus estatuas 
y sus placas de bronce
Borraste para siempre jamás sus nombres
Sus nombres ya no figuran en sus diarios
y no los conocerán sino especialistas de historia
Les quitaron sus nombres a las plazas y las calles
(puestos por ellos mismos)

                              Destruiste su Partido
Pero tú tienes un gobierno eterno
un gobierno de JUSTICIA /
                                              para gobernar los gobiernos de la tierra
                           todos los pueblos
Y eres el defensor de los pobres

Porque tú me recordaste sus asesinatos
Y no te olvidas del clamor de los pobres
Mírame Señor en el campo de concentración
                Corta las alambradas! 
Y sácame de las puertas de la muerte
para poder cantarte salmos en las puertas de Sión
y celebrar en Sión el día V
Serán derrotados por sus propios armamentos 
y liquidados por su propia policía

Como purgaron a otros
                                         los purgarán a ellos
 

El Señor destruirá todas sus tácticas
                           Y ellos estarán embalsamados en sus Mausoleos
 

Levántate Señor
no prevalezca el hombre lleno de condecoraciones
Porque no han de estar siempre olvidados los explotados
La esperanza de los pobres no fallará siempre

Oh Señor
                 arroja sobre ellos sus sistemas de terror
Que sepan ellos que son hombres y no dioses!
 

¿Hasta cuándo Señor estarás escondido? 
Los ateos dicen que no existes 
¿Hasta cuándo triunfarán los dictadores? 
                                  ¿hasta cuándo hablarán sus radios? 
Ellos celebran fiestas todas las noches
y nosotros miramos las luces de sus fiestas
Ellos están en sus banquetes 
y nosotros estamos en prisión
 

Para ellos Dios es una palabra abstracta
la JUSTICIA es un slogan
Sus Declaraciones de Prensa son falsedad y engaño
Sus palabras un arma de propaganda
                                                                   un instrumento de opresión
Sus redes de espionaje nos rodean
Sus ametralladoras están apuntadas contra nosotros
Levántate Señor
                             no te olvides de los explotados
Porque ellos creen que son impunes

Tú lo ves
                Porque miras nuestras prisiones
A ti se te confían los perseguidos
y se te encarga el hijo huérfano
                 los huérfanos de nuestros asesinados
Quebranta Señor su guardia secreta
y sus Consejos de Guerra
Que su fuerza militar no pueda ser hallada
Porque tú eres quien gobierna por los siglos eternos 
y oyes la oración de los humildes 
y el llanto de los huérfanos 
y defiendes a los despojados
                                                    a los explotados

Para que ellos no se ensoberbezcan 
los de arriba 
los que tienen el poder

 

 

Salmo 21

 

Dios mío Dios mío ¿por qué me has abandonado?
Soy una caricatura de hombre
                                                      el desprecio del pueblo
Se burlan de mí en todos los periódicos

 

Me rodean los tanques blindados
estoy apuntado por las ametralladoras
y cercado de alambradas
                                             las alambradas electrizadas
Todo el día me pasan lista
Me tatuaron un número
Me han fotografiado entre las alambradas
y se pueden contar como en una radiografía todos mis huesos

Me han quitado toda identificación
Me han llevado desnudo a la cámara de gas
y se repartieron mis ropas y mis zapatos
Grito pidiendo morfina y nadie me oye
grito con la camisa de fuerza
grito toda la noche en el asilo de enfermos mentales
en la sala de enfermos incurables
en el ala de enfermos contagiosos
en el asilo de ancianos
agonizo bañado de sudor en la clínica del psiquiatra
me ahogo en la cámara de oxígeno
lloro en la estación de policía
en el patio del presidio
                                         en la cámara de torturas
                                                                                      en el orfelinato
estoy contaminado de radioactividad
                             y nadie se me acerca para no contagiarse

 

Pero yo podré hablar de ti a mis hermanos
Te ensalzaré en la reunión de nuestro pueblo
Resonarán mis himnos en medio de un gran pueblo
Los pobres tendrán un banquete
Nuestro pueblo celebrará una gran fiesta
El pueblo nuevo que va a nacer

Ernesto Cardenal Martínez nació en Granada, Nicaragua, el  20 de enero de 1925. Realizó el bachillerato en el Colegio Centroamérica de los Jesuitas en Granada. Se trasladó a México e ingresó en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, en esta época publicó sus primeros poemas. Completó sus estudios en la Universidad de Columbia (Nueva York). En 1952 fundó una pequeña editorial de poesía, El hilo azul. En 1954 participó en un movimiento armado que intentó asaltar el Palacio Presidencial y que fue conocido en Nicaragua como La Rebelión de Abril. 1957 fue un año crucial en su vida en  el que decide hacerse monje trapense e ingresar en el Monasterio de "Our Lady of Gethsemani", en Kentucky, EE.UU. donde Thomas Merton se convirtió en su maestro, consejero espiritual y amigo. Ingresó más tarde en el Monasterio Benedictino de Cuernavaca, México, donde permaneció dos años. Su labor poética se materializó en esta época, dando cuenta de sus experiencias místicas, en Gethsemani Ky y Vida en el amor. En 1961 continuó sus estudios de Teología en un seminario católico en la Ceja, Colombia. Desde allí publicó las obras Salmos y Oración por Marilyn Monroe. En 1965 fue ordenado sacerdote en Managua y poco después fundó una comunidad en una isla del archipiélago de Solentiname en la región de Río San Juan. En esa comunidad fomentó el desarrollo de cooperativas y creó una escuela de pintura primitiva que ha sido muy apreciada en Nicaragua y en el extranjero y un movimiento poético y político entre los campesinos basado en una interpretación libre y revolucionaria del Evangelio. Cardenal colaboró estrechamente con el Frente Sandinista de Liberación Nacional luchando contra el régimen de Somoza. El 19 de julio de 1979, el día de la victoria de la Revolución Nicaragüense, fue nombrado ministro de Cultura del nuevo Gobierno del FSLN. Ocupó este cargo hasta 1987, año en el que se cerró el ministerio por razones económicas. En 1989 fundó con el actor austriaco Dietmar Schönherr la Casa de los Tres Mundos, en Granada, Nicaragua, fundación cultural de la que es presidente honorario. Abandonó el FSLN en 1994, en protesta contra la dirección autoritaria de Daniel Ortega para apoyar el Movimiento Renovador Sandinista, junto con Gioconda Belli y Sergio Ramírez. En 2007 se entrevistó con el Subcomandante Marcos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional en México y participó en el festival XII Encuentro Hispanoamericano de Escritores Horas de Juni, organizado por la Universidad de Sonora. En 2009 obtuvo el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda, que recibió el 27 de julio de manos de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet y, en 2012, el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.