© 2020 by ÁGRAFOS
 

  • Twitter Clean

Follow us on Twitter

​Follow us on facebook

  • w-facebook

Los jóvenes se arrodillan ante José Emilio Pacheco. “Alta traición” es objeto de culto y lo saben de memoria. 

Tres habían sido las grandes revoluciones de que se tenía noticia: la que pudiéramos llamar Revolución cristiana, que en modo tal modificó la sociedad y la vida...

El 24 de mayo se cumplirán cien años de la muerte de Amado Nervo, personaje de paradojas: fue el escritor más famoso de su tiempo y poco después la crítica lo condenó a un exilio póstumo. 

En literatura el encanto es un elemento esencial. Hay grandes poetas escasos de encanto, casi antipáticos, y hay poetas con encanto...

Su escritura es vivo retrato de su fisonomía, un dibujo a punta seca de sí mismo: profundo, duro, irónico, cortante, severo...

Please reload

Las literaturas clásicas como arbitrio para obtener la ecuanimidad
 
Por Amado Nervo

 

¿Por qué deben estudiarse las literaturas clásicas?, se pregunta, en el periódico Patria, de la ciudad de Roma, el profesor Neno Simonetti, del Real Liceo di Ipoleto.

Y responde él mismo a su pregunta de esta manera: «Porque poseen una potencialidad eficaz para la inteligencia: educan el sentido del arte y desarrollan la facultad del raciocinio».

Estas literaturas, aunque muertas, tienen un espíritu inmortal, cuando se sabe encontrar su verdadera esencia -en concepto del mismo Simonetti-, y el pensamiento clásico que entrañan es fuente perenne de cultura.

Todo esto es cierto: pero si a mí me preguntasen porqué deben estudiarse, por qué deben leerse cuando menos los grandes autores clásicos, aun en aquellos países como el nuestro en los cuales se ha suprimido la enseñanza del latín, yo respondería que por una sola y capital razón: porque tranquilizan.

Open Books
Libro recomendado
23f0c73b.jpg
el-amante-polaco-l1.jpg

Por Amado Nervo (1870-1919)

Antología poética

Por Gustavo Campos

Antología personal

Por Josué Andrés Moz

Antología poética

Por Ana Verónica Sánchez Narváez

Selección poética

Por Eduardo Javier Rappaccioli

Pequeña recopilación de poemas

Sergio Ramírez habla de su amistad con José Emilio Pacheco y del valor de su obra.
Cuarteto Mexicano | Teatro de los espejos: José Emilio Pacheco.
Conferencista: Juan Villoro

Por Amado Nervo

Cuando yo escribía en El Correo de la Tarde, de Mazatlán, primero y simpático portavoz de mis lirismos mozos, era redactor jefe del mismo periódico un vigoroso septuagenario, culto, de espíritu caballeresco, de potente cabeza, cuya calvicie hipocrática estaba enmarcada por algunos rizos nevados: Don Carlos F. Galván, nacido, según ceo, en España, pero venido desde muy niño a la capital de la República, en cuyo Colegio Militar había estudiado, siendo compañero nada menos que de Miramón, entonces adolescente. El Licenciado Galván, que había cultivado, según me dijo, buena amistad con mi abuelo paterno, más por esta que por otras razones, acogió mi colaboración en El Correo de la Tarde.

Más aquí

Nuestro tirano el adjetivo

Por Laura Emilia Pacheco

21 de noviembre de 2019

“Olvidate de Brenes” –me dice una persona cuya opinión respeto mucho en Nicaragua— “de todos modos, todo el mundo sabe”. Lo que todo el mundo sabe, por supuesto, es que el cardenal Brenes está bajo control o influencia, por intimidación, conveniencia o simpatía, de la pareja sociópata de El Carmen.

Más aquí

Retrato de escritor con biblioteca

Por José Emilio Pacheco

A John Brushwood

 

A las seis de la mañana un sacudimiento pareció arrancar de cuajo al pueblo entero. Salimos a la calle con miedo de que los techos se desplomaran sobre nosotros. Luego temimos que el suelo se abriera para devorarnos. Calmado el temblor, nuestras madres seguían rezando. 

Más aquí

La cautiva

Por Mario Ramos

Recuerdo perfectamente los ojos tristes del viejo Negro del semáforo. Sus espejuelos estaban cubiertos de polvo y de su frente chorreaba sudor. Tenía los labios secos y rotos y la barba era blanca muy descuidada. De su cuello colgaba un improvisado rosario, vestía un saco de color mostaza, una camisa blanca curtida, un pantalón negro y unos tenis viejos que le quedaban
muy grandes. 

Más aquí

El viejo negro del semáforo

Por José Emilio Pacheco

Se ha puesto de moda un ejercicio no de science fiction sino de ficción académica que podemos llamar la historiografía del if, del si condicional. ¿Qué hubiera pasado si no hay Revolución Francesa o Primera Guerra Mundial o si Hitler no llega al poder? Pronto alguien imaginará cómo sería nuestro presente si, tras la victoria de Antonio José de Sucre en Ayacucho contra el virrey José de la Serna, no se produce la ruptura entre Bolívar y San Martín. 

Más aquí

Leopoldo Lugones y el amor en la hora de la espada

Por Lizandro Chávez Alfaro

El sol había recorrido un cuarto de cielo. Sobre la brecha angosta y quebrada, un camión cargado de monos corcoveaba, bufaba, penosamente embestía la tenue ola de polvo. La carrocería chisporroteaba y, al balancearse, despedía ráfagas de destellos que iban a estrellarse contra las ramas cercanas, achicharrando las hojas más tiernas. La carga de monos enjaulados chillaba, espantada por el interminable vaivén.

Más aquí

Los monos de San Telmo

Por Roberto Carlos Pérez

Tras la estela esparcida por Friedrich Nietzsche (1844 – 1900), el crítico literario y filósofo franco-norteamericano George Steiner (1929) escribió su versión de la muerte del drama trágico. Sin embargo, meticulosamente leída, La muerte de la tragedia (1971) es una alabanza, en sordina, pero no por eso menos estridente, a la Leyenda Negra. 

Más aquí

George Steiner: La muerte de la tragedia y la Leyenda Negra. 
La tragedia española deshonrada

Autores varios

Era una noche cualquiera de mediados de abril. Yo tenía alrededor de 22 años y había empezado a trabajar en la empresa donde continúo hasta la fecha. Ante mí se abría un mundo desconocido, poco a poco empezaba a experimentar los efectos del tedio y el cansancio, la insatisfacción de la vida adulta acompañada de sus trampas ilusorias: la obsesión por el éxito, la sociedad de consumo, el vértigo de la información, etc. Pero esa noche después del trabajo me encontré con un descubrimiento inesperado.

Más aquí

Le debemos tanto a José Emilio

Por Cristian Gavarrete

Cristian Gavarrete, Tejeras, Lepaera, Lempira, 16 de agosto de 1994, Egresado de la Escuela Nacional de Bellas Artes Y pasante en la carrera de Antropología.

Más aquí

El poder de la imagen

Las tres cabezas del cerbero de Tony Hernández

Por Oscar Estrada

 

21 de noviembre de 2019

“Olvidate de Brenes” –me dice una persona cuya opinión respeto mucho en Nicaragua— “de todos modos, todo el mundo sabe”. Lo que todo el mundo sabe, por supuesto, es que el cardenal Brenes está bajo control o influencia, por intimidación, conveniencia o simpatía...

Más aquí

Nicaragua(EFE).jpg

La mentira perfecta: el caso Brenes y el problema de la verdad en Nicaragua

Por Francisco Larios

 

21 de noviembre de 2019

“Olvidate de Brenes” –me dice una persona cuya opinión respeto mucho en Nicaragua— “de todos modos, todo el mundo sabe”. Lo que todo el mundo sabe, por supuesto, es que el cardenal Brenes está bajo control o influencia, por intimidación, conveniencia o simpatía...

Más aquí

400 elefantes

Por Valeria Zelaya Lacayo

 

La creación de 400 ELEFANTES VZL (Iniciado en 2014) es en honor a nuestro insigne poeta Rubén Darío. La colección cuenta ya con 250 ELEFANTES ilustrados. 

Más aquí